Análisis y discusión de la economía capitalina

El Capital Humano se define como el stock de conocimientos y de habilidades útiles a la producción que acumulan los individuos y las organizaciones, y por lo tanto las empresas o los países. Su aprovechamiento es necesario para que una economía pueda generar innovaciones y lograr periodos de expansión económica.

En algunas ciudades, el capital humano ha sido el elemento clave para acelerar el cambio hacia una economía basada en el conocimiento. Tal es caso de la Ciudad de San Carlos de Bariloche, Argentina.

El caso de San Carlos de Bariloche

La ciudad tiene una población de más de 100 mil habitantes, destaca por tener un elevado nivel educativo (el 60% de la población tiene estudios universitarios) y por contar con una de las principales concentraciones de investigadores (14 investigadores por cada mil personas) que realizan una buena parte de las actividades científico-tecnológicas del país.

economia-1

Lo anterior permitió que empresas grandes, pequeñas y medianas basadas en el conocimiento se asentaran en la ciudad. A pesar de que Bariloche es una ciudad pequeña con una economía basada en el sector turismo, ha sabido aprovechar su capital humano, y atrajo empresas especializadas en sectores como la informática, las tecnologías limpias y la metal-mecánica de precisión.

México por el contrario falla en su capital humano

A pesar de que la Ciudad de México es una de las urbes más pobladas del mundo, su capital humano sigue sin ser bien aprovechado. La Ciudad de México, cuenta con una población de 8.8 millones de habitantes, de los cuales el 26% tiene estudios de nivel superior.

Existen en ella 429 universidades, que concentran el 80% de la investigación científica y tecnológica nacional, y hay más de 6,000 científicos trabajando en la ciudad, principalmente en ciencias sociales y humanidades, matemáticas, biotecnología e ingeniería. Esto genera una proporción de 6.2 investigadores por cada 1,000 habitantes.

economia del capital humano - mexico

No obstante los esfuerzos que ha realizado el gobierno local por fomentar la educación, la ciencia y la tecnología, como la creación de espacios académicos para formar profesores de alto nivel en ciencias, química, biología, matemáticas y física y el Acuerdo Social para la Transformación y el Mejoramiento de la Calidad de la Educación en la Ciudad de México, el stock de conocimiento no ha sido explotado lo suficiente y nos pone en desventaja con otras ciudades que le apuestan a la sociedad del conocimiento.

Se necesitan más recursos

Dadas las condiciones económicas actuales y el cambio tecnológico acelerado en la sociedad, se hace patente la necesidad de recursos humanos bien formados y sobretodo empleados en sus áreas respectivas. Es por esto, que tanto a nivel nacional y local se debe impulsar la educación con calidad, fomentar la inversión en ciencia y tecnología y aprovechar el capital humano acumulado.

Desde la década pasada, la tecnología ha tomado un papel muy importante en la economía, llegando a cambiar la forma de producir bienes y servicios. A pesar de que la tecnología juega un rol importante en las empresas, son principalmente las MPyMES las que siguen encontrando problemas para acceder a ella.

Sin embargo, actualmente son pocas las pequeñas empresas que buscan estrategias basadas en el conocimiento y logran competir con las grandes. Esto es un factor clave para fomentar y potencia el capital humano.

Las empresas que se basan en el conocimiento, se les conoce como Empresas de Base Tecnológica (EBT), y pueden definirse como organizaciones productoras de bienes y servicios, comprometidas con el diseño, desarrollo y producción de nuevos productos y/o procesos de fabricación innovadores, a través de la aplicación sistemática de conocimientos técnicos y científicos

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *