Como invertir en la bolsa de valores

Invertir en bolsa

Para invertir en bolsa correctamente, primero es necesario saber qué es exactamente. La bolsa de valores es una organización privada. El objetivo de la organización es facilitar la negociación y la compraventa de valores.

Algunos ejemplos de valores son las acciones de empresas, certificados, obligaciones, bonos, etc.
En la bolsa hay un mercado primario y un mercado secundario. El mercado primario es el utilizado por empresas o entidades para emitir nuevas acciones, bonos, etc. La emisión de estos valores es usada por las empresas o entidades para conseguir financiación.

El mercado secundario, es el mercado dónde se negocia con los valores emitidos. Si se compra una nueva acción de una empresa en el mercado primario, luego se puede vender en el mercado secundario. El mercado secundario es el que suele ser usado para invertir en bolsa. Para poder invertir en bolsa, necesitamos hacerlo a través de un broker.

Un broker suele ser una persona o una empresa que hace de intermediario entre la bolsa y el inversor. El
broker gana dinero gracias a las comisiones cobradas por operación. Todos los bancos disponen de servicio de compraventa de acciones.

A continuación veamos qué opciones hay para invertir en bolsa.

Invertir en el mercado primario

Recordemos que el mercado primario es aquél en el que se emiten nuevos valores. Esas emisiones son lanzadas por las entidades para conseguir financiación.

Vías de financiación de una compañía

Cuando una empresa tiene la intención de financiarse tiene varias opciones.

Pedir un préstamo

Una primera opción es mediante la adquisición de préstamos. La compañía pide un préstamo y en consecuencia aumenta su deuda. La ventaja de esta medida es que es una vía rápida de financiación, pero tiene un coste porque el prestamista que le cobrará unos intereses.

Para que sea consciente del impacto de la deuda, supongamos una empresa media que pide un préstamo de 100.000€ a 10 años con las siguientes condiciones: un 4% TAE y una inflación media de 1% interanual. Cuando esa empresa devuelva el préstamo habrá devuelto 134.000€.

Esos 34.000€ de coste del préstamo le obliga a la empresa sacar una rentabilidad de su inversión superior al 34% en 10 años para no perder dinero. Como puede ver, el coste de la emisión de deuda por parte de una compañía es que tiene un coste añadido alto.

Subvenciones y ayudas públicas

Por otra parte, la empresa puede solicitar ayudas al estado o buscar subvenciones, esta es otra forma más barata de financiarse. El principal problema de esta vía de financiación es que requiere invertir mucho tiempo y trabajo en burocracia para conseguir esas subvenciones y no siempre está asegurado
que la empresa las consiga pues en muchos casos son otorgadas por concursos o por condiciones.

Emisión de acciones nuevas

Y por último, una empresa puede financiarse ampliando su capital. La propiedad de las compañías se divide en acciones. Una acción es una porción de la propiedad de una empresa, y normalmente una empresa está dividida en miles de acciones.

Invertir en la bolsa

Estas acciones tienen un valor de mercado que varía en función de las expectativas que genera la compañía. La compañía puede decidir emitir nuevas acciones y poner esas nuevas acciones a la venta
a un precio aproximado al que se paga al mercado.

Volviendo al caso práctico, imaginemos que la misma empresa que pidió los 100.000€ necesita otros 100.000€. La empresa tiene en mercado 200.000 acciones a 5€ cada una. Si desea conseguir esos 100.000€ necesitará emitir 20.000 acciones nuevas.

A esto se le llama ampliación de capital y es una práctica bastante común. Como las acciones bursátiles se rigen por las expectativas, que una empresa tenga acciones cotizando en bolsa obliga a ésta cumplir con ciertas condiciones estrictas de transparencia y además, obliga a ofrecer resultados mejores que los anteriores para mantener la buena expectativa de los inversores para que el precio de sus acciones no caiga.

Recuerda que a una empresa no le interesa que el precio de sus acciones caiga porque sino le costará más conseguir financiación. Otro problema, es que si no se tiene una buena razón para emitir deuda, es decir, si no se presenta un plan convincente a los inversores que justifique esa ampliación de capital, el precio de las acciones puede caer y lo que se consigue es que se recaude menos capital.

Perfil del inversor del mercado primario

En general, este tipo de compra de valores va dirigido a inversores que buscan inversiones a largo plazo.
El riesgo de invertir en bolsa usando el mercado primario, viene determinado por la entidad a la que se invierte.

Antes de invertir en una compañía a largo plazo en el mercado primario deberías tener en cuenta los siguientes factores:

Factores a tener en cuenta antes de invertir a largo plazo

Lo primero que debe hacer es buscar información sobre el motivo por el que esa compañía necesita hacer una ampliación de capital. En muchas ocasiones se trata de algún proyecto o expansión a otros mercados, aquí lo ideal es buscar opiniones y artículos que hablen de ello.

Bolsa de valores EEUU

En internet hay muchísima información y al final se acaba encontrando, webs como eleconomista.es, Yahoo Finance o Bloomberg.

También puedes buscar información en webs o blogs especializados en el sector en el que opera la compañía o espera operar.

Un ejemplo sería el sector de las tecnológicas, en el mercado de habla hispana puedes encontrar Blogs interesantes como Genbeta, Microsiervos o Alti040 que suelen hablar de las últimas tendencias tecnológicas.

O blogs más especializados en startups como Techcrunch todo un referente en Estados Unidos. Otro factor importante a mirar antes de invertir en una empresa a largo plazo es leer acerca de su historial.

Cuál es su trayectoria, cuál es su presente y qué opinan sus clientes de la empresa. Esta información, también la puedes obtener en las fuentes que te citaba anteriormente. Y por último, es importante saber en qué estado está el sector en el que la empresa va a invertir.

Eso en la prensa económica o especializada puedes encontrar información al respecto, o sino buscando con Google siempre puedes acabar encontrando estudios y artículos interesantes al respecto. Aquí igual toca hacer un poco más de detective pero seguro que con un poco de paciencia acaba encontrando la información que necesita.

Si estos tres factores, motivo de financiación, historial de la compañía y mercado son positivos significa que ha encontrado una buena oportunidad de inversión a largo plazo. Es por eso que, si esos tres factores son positivos, en general, invertir a largo plazo se considera una inversión de riesgo bajo.

2 comments

Unirse a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *